Reserva Federal

video

Veamos ahora dónde se crea el dinero. Sucede así:

Supongamos que el Congreso necesita más dinero del que tiene. Ya lo sé, se trata de una suposición bastante imprecisa... Quién sabe, a lo mejor lo necesita porque ha hecho algo históricamente estúpido, como por ejemplo bajar los impuestos mientras que estaba metido en dos guerras al mismo tiempo… Pero lo cierto es que el Congreso no tiene dinero, así que transmite una solicitud al Departamento del Tesoro para gastos adicionales.

Lo que ahora voy a decir puede que les sorprenda o que los deje consternados, o quizá no, pero lo cierto es que el Departamento del Tesoro vive en la precariedad más absoluta y raramente tiene dinero en su poder para más de dos semanas.

video

En este capítulo estudiaremos el proceso mediante el cual se crea el dinero.

Permítanme que les presente a John Kenneth Galbraith. Durante muchos años fue profesor en la Universidad de Harvard y también intervino en el mundo de la política durante los gobiernos de Franklin D. Roosevelt, Harry S. Truman, John F. Kennedy y Lyndon B. Johnson; entre los diversos puestos que ocupó, fue embajador de Usamérica ante la India durante el mandato de Kennedy.

Fue uno de los pocos galardonados en dos ocasiones con la Medalla presidencial de la libertad.

Se trata claramente de un personaje fuera de serie. Acuñó una frase famosa sobre el dinero: “El proceso que permite crear dinero es tan sencillo que nadie se lo puede creer”. A continuación vamos a ocuparnos de ese proceso.

video

Antes de empezar nuestro viaje a través de la Economía, el Medio Ambiente y la Energía, necesitamos comprender qué es esa entelequia que solemos llamar dinero.

El dinero es algo tan consustancial a nuestra vida diaria que probablemente no hemos pensado nunca en analizar qué es o qué representa.

El dinero es una creación humana tan esencial que, si de repente desapareciese, en su lugar surgiría espontáneamente otra forma de dinero, que podría ser, por ejemplo, vacas, tabaco, pan, cáscaras de frutos secos o incluso conchas de nautilo.

Sin dinero no existirían las complejas especializaciones laborales de la actualidad, porque el trueque es algo muy incomodo y dificultoso. Pero lo más importante es que cada tipo de sistema monetario tiene sus pros y sus contras y todos ellos imponen sus propias reglas, favoreciendo algunos comportamientos y restringiendo otros.