jubilación

video

Han llegado al capítulo en el que todo lo aprendido hasta ahora en este Crash Course confluye en un mismo punto. A continuación les ofreceré una panorámica exhaustiva de cómo todos nuestros problemas se relacionan entre sí, de tal manera que es necesario considerarlos en conjunto si realmente queremos encontrarles solución.

Revisemos, pues, las tendencias fundamentales, que parecen converger en una estrecha franja del futuro.

El curso se inició con una idea general del dinero y dejó claro desde el primer momento que éste sólo empieza a existir una vez prestado, con intereses, lo cual da lugar a enormes presiones para que la cantidad del crédito, o el dinero, crezca constantemente a un porcentaje anual. Ésta es la auténtica definición del crecimiento exponencial, fácilmente demostrable en nuestro dinero y, por supuesto, en los gráficos que representan la inflación.

video

Tal como hemos aprendido en los dos capítulos anteriores, nuestra nación padece unos niveles de endeudamiento hasta ahora desconocidos y muestra asimismo una incapacidad histórica para el ahorro.

Como algunos podrían rezongar que no es justo que miremos únicamente del lado de la deuda y de la incapacidad para el ahorro, ahora vamos a ocuparnos de los activos. Al fin y al cabo, ¿qué importancia tiene si alguien no ahorra nada y debe 1 millón de dólares, si posee 10 millones de dólares en el banco? Esa es una buena pregunta, así que veamos los activos.

Para empezar, ¿qué es un activo? Una definición podría ser que los activos son bienes que alguien posee en propiedad y que son convertibles en dinero; por ejemplo, recursos totales de una persona o negocio, tales como dinero en efectivo, pagarés y cuentas por cobrar, carteras de valores, existencias, fondos de comercio, mobiliario, maquinaria o propiedades inmobiliarias.