escasez de energéticos

video

Este capítulo sobre el pico del petróleo es trascendental. Recordarán que en el Capítulo 3 dije que vincularíamos los componentes de la sigla “EEMA”. Por el momento vamos a vincular Economía y Energía. Se trata de uno de los capítulos más importantes del Crash Course y deseo reconocer públicamente mi deuda con los cientos de estudiosos que, con suma dedicación y paciencia, fueron reuniendo los datos aquí presentados y trabajaron sin descanso para avanzar en la comprensión del papel que desempeña la energía en nuestras vidas. Rindo aquí homenaje a esas y a muchas otras fuentes.

La energía es la sangre que da vida a cualquier economía. Pero cuando una economía se basa en un sistema monetario de deudas exponenciales y al mismo tiempo necesita para funcionar un suministro también exponencial de energía, la oferta existente de dicha energía exige la mayor atención.

Si nos detenemos en el consumo de energía en Usamérica, representado aquí por este gráfico del Departamento de Energía, veremos que el petróleo representa más del 50% de nuestra energía anual. Si se consideran juntos el petróleo y el gas natural, ese porcentaje alcanza y sobrepasa el 75% de nuestra energía, calculada en cuatrillones de BTU, es decir, de British Thermal Units o unidades térmicas británicas, que representan la cantidad de energía necesaria para elevar un grado Fahrenheit la temperatura de una libra de agua en condiciones atmosféricas normales.