Energy

video

Por fin ha llegado el momento de vincular la economía con la energía. ¡Por fin!

En una reciente entrevista, Peter Schiff, de Euro Pacific Capital, describió la Economía como “la ciencia de satisfacer demandas ilimitadas con recursos limitados”. Si les diesen a escoger, la mayoría de los seres humanos preferirían vivir como multimillonarios, pero está claro que no es posible, incluso con la superabundancia de energía excedentaria que tenemos. Hemos sido lo suficientemente afortunados como para disponer de cantidades ingentes de energía excedentaria con la cual trabajar.

Y aquí es donde la historia se vuelve interesante de verdad. ¿Se acuerdan de los gráficos exponenciales que les mostré? En teoría, no habría nada malo en vivir en un mundo lleno de curvas exponenciales de crecimiento y de declive, siempre que dicho mundo no tuviese fronteras. Sin embargo, las funciones exponenciales adquieren una enorme importancia cuando se acercan a los límites físicos, como parece ser el caso del petróleo en un futuro muy cercano. Tanto los hallazgos como la producción de petróleo indican que podríamos haber llegado ya al límite exponencial del petróleo.

video

En este capítulo entramos en la línea de pensamiento que guía mis hábitos adquisitivos y de inversión, y que se me ha ocurrido llamar economía de la energía.

Cuando se empezó a utilizar por primera vez el petróleo con fines industriales, la población mundial contaba con 1.500 millones de personas y los barcos de vela todavía surcaban los mares junto a los barcos de vapor. Desde entonces, la población mundial se ha cuadruplicado, la economía es veinte veces mayor y el uso de la energía se ha multiplicado por más de cuarenta.

Todos somos conscientes de los enormes beneficios obtenidos de esta explosiva liberación del potencial humano. Para poder apreciar la fragilidad que pone en peligro la persistencia de tal abundancia deberemos comprender el papel que la energía representa actualmente en la conformación de nuestra sociedad.

video

Este capítulo sobre el pico del petróleo es trascendental. Recordarán que en el Capítulo 3 dije que vincularíamos los componentes de la sigla “EEMA”. Por el momento vamos a vincular Economía y Energía. Se trata de uno de los capítulos más importantes del Crash Course y deseo reconocer públicamente mi deuda con los cientos de estudiosos que, con suma dedicación y paciencia, fueron reuniendo los datos aquí presentados y trabajaron sin descanso para avanzar en la comprensión del papel que desempeña la energía en nuestras vidas. Rindo aquí homenaje a esas y a muchas otras fuentes.

La energía es la sangre que da vida a cualquier economía. Pero cuando una economía se basa en un sistema monetario de deudas exponenciales y al mismo tiempo necesita para funcionar un suministro también exponencial de energía, la oferta existente de dicha energía exige la mayor atención.

Si nos detenemos en el consumo de energía en Usamérica, representado aquí por este gráfico del Departamento de Energía, veremos que el petróleo representa más del 50% de nuestra energía anual. Si se consideran juntos el petróleo y el gas natural, ese porcentaje alcanza y sobrepasa el 75% de nuestra energía, calculada en cuatrillones de BTU, es decir, de British Thermal Units o unidades térmicas británicas, que representan la cantidad de energía necesaria para elevar un grado Fahrenheit la temperatura de una libra de agua en condiciones atmosféricas normales.

video

Ahora voy a presentar el segundo concepto clave. Para ello, citaré a un filósofo del siglo XIX.

He aquí la cita.

“Toda verdad pasa siempre por tres fases. Al principio se la ridiculiza. Luego se la rechaza con violencia. Y al final se la acepta algo como evidente.”

Esta perspicaz cita pertenece a ese hombre de aspecto tan feliz que aparece aquí abajo a la derecha.

En algún momento de los próximos 20 años el concepto que voy ahora a presentar será también “evidente”. Pero, por ahora, muchos lo consideran ridículo.

Este concepto gira en torno al crecimiento.

video

¿Qué es lo que quiero decir cuando afirmo que ""un cambio masivo ya está en marcha""? Bien, llegados a este punto tenemos que escarbar en una sigla compuesta de cuatro letras, ""EEMA"", y tres conceptos, y en ello pasaremos el tiempo restante del Crash Course.

La primera ""E"" de la sigla ""EEMA"" es la Economía, que es la lente a través de la cual el Crash Course observa todo. La Economía se subdivide aquí en cuatro áreas principales: 1) Dinero exponencial; 2) El primer colapso de la historia de una borrachera mundial de dinero a crédito; 3) Una población que envejece y 4) La incapacidad nacional para el ahorro. Si no les parece claro lo que estas cuatro áreas significan, no se preocupen; vamos a analizar cada una de ellas en detalle.

La segunda ""E"" de la sigla ""EEMA"" es la Energía y en ella analizaremos lo que el pico del petróleo significa para un sistema económico basado en una continua expansión. Este tema es lo bastante importante como para que le dedicase en exclusiva un Crash Course, pero no puedo y, por eso, no lo haré.

Y, por último, las letras ""MA"" de la sigla ""EEMA"" corresponden al Medio Ambiente, el cual ejercerá un peso económico incognoscible, pero significativo, debido a la disminución de los recursos y a otras presiones del sistema cuando las dos ""E"" afecten su dinero y reclamen su atención.

video

You are missing some Flash content that should appear here! Perhaps your browser cannot display it, or maybe it did not initialize correctly.

Okay, nun sind wir endlich soweit, dass wir die Ökonomie mit der Energie zusammen bringen können.

In einem Interview beschrieb Peter Schiff, von Euro Pacific Capital, die Ökonomie als die „Wissenschaft zur Befriedigung unbegrenzter Nachfrage mit begrenzten Ressourcen“. 

Angesichts unserer Vorlieben, würden die meisten Menschen ein Leben als Milliardär wählen.

video

You are missing some Flash content that should appear here! Perhaps your browser cannot display it, or maybe it did not initialize correctly.

Nun kommen wir genau auf das Thema zu sprechen , das mein Investitions- und Kaufverhalten prägt. Ich nenne es Energiehaushalten.

Als man begann Erdöl für industrielle Zwecke zu nutzen, stand die Weltbevölkerung bei 1.5 Milliarden Menschen und Segelschiffe durchpflügten die Gewässer neben den mit Kohle betriebenen Dampfschiffen. Seither hat sich die Weltbevölkerung mehr als vervierfacht, die Weltwirtschaft ist um das zwanzigfache gewachsen und der Energieverbrauch um mehr als das vierzigfache.

Uns allen sind die gewaltigen Nutzeffekte bestens bekannt, die mit dieser explosiven Befreiung menschlicher Leistungsfähigkeit verbunden sind. Um die Fortsetzung dieses anhaltenden Überflusses richtig würdigen zu können, müssen wir die Rolle der Energie bei der Formung unserer Gesellschaft verstehen. 

video

You are missing some Flash content that should appear here! Perhaps your browser cannot display it, or maybe it did not initialize correctly.

Also, wir kommen zum Kapitel über Peak Oil - das ist ein grosser Brocken.

In Kapitel 3 sagte ich Ihnen, dass ich die drei „E“ miteinander verknüpfen würde. Nun sind wir daran, die Wirtschaft mit der Energie zu verbinden. Das ist eines der wichtigsten Kapitel, es ist ein Riesenthema.

Ich möchte hervorheben, dass vieles in diesem Kapital auf der Arbeit hunderter engagierter Leute beruht, die Daten zusammengetragen, die Schlüsse daraus gezogen und unermüdlich daran gearbeitet haben, unser Verständnis über die Bedeutung der Energie für unsere Leben voran zu bringen. Ich ziehe meinen Hut vor diesen Leuten. Energie ist der Lebenssaft einer jeden Wirtschaft.

video

You are missing some Flash content that should appear here! Perhaps your browser cannot display it, or maybe it did not initialize correctly.

In theory, there’s nothing problematic with living in a world full of exponential growth and depletion curves – as long as the world does not have any boundaries. However, exponential functions take on enormous importance when they approach a physical boundary, as seems to be the case for oil in the very near future. Both discoveries and production indicate that we could be at oil’s exponential boundary already.

We can make a very strong case that both population and our money system are utterly dependent on the continued expansion of oil energy. But what if our exponentially-based economic and monetary systems, rather than being the sophisticated culmination of human evolution, are really just an artifact of oil? What if all of our rich societal complexity and all of our trillions of dollars of wealth and debt simply are the human expression of surplus energy pumped from the ground?

What will happen to our exponential, debt-based money system? Is it even possible for it to function in a world without constant growth? These are important questions, and they deserve answers.

video

You are missing some Flash content that should appear here! Perhaps your browser cannot display it, or maybe it did not initialize correctly.

In the next section, we will discuss the intersection between Energy and the Economy, and I will make the point that it was no accident that our exponential, debt-based money system grew up at precisely the same moment that a new source of high quality energy was discovered that proved capable of increasing exponentially right alongside it.

Now we embark on the precise line of thinking that completely dominates my investing and purchasing habits. I call it energy economics.

With sufficient surplus energy, humans can construct remarkably complex creations in short order. Social complexity relies on surplus energy. Societies that unwillingly lose complexity are notoriously unpleasant places to live. Given this, shouldn’t we pay close attention to how much surplus energy we’ve got and where it comes from?